Gracias, encontré la vida en Ti

Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, Tú eres mi alegría.
Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, encontré la vida en Ti.

No tengo nada en mis manos que entregarte,
mi ofrenda es solamente gratitud.
No tengo dinero ni manera para yo pagarte
la vida en abundancia que me has dado en plenitud.

Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, Tú eres mi alegría.
Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, encontré la vida en Ti.

Al entrar aquí con agradecimiento
es tu sangre que me ha dado este lugar.
Tu amor sobrepasa entendimiento
y expresar mi gratitud nunca lo podré callar.

Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, Tú eres mi alegría.
Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, encontré la vida en Ti.

Nadie me ha protegido,
nadie me ha sostenido,
nadie me ha cuidado como Tú;
es por eso que me rindo,
es por eso que me entrego,
es por eso que mi vida pertenece a Ti.

Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, Tú eres mi alegría.
Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, encontré la vida.

Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, Tú eres mi alegría.
Oh, oh, oh, oh, gracias.
Oh, oh, oh, oh, encontré la vida en Ti.

Marcos Witt