CONVICCIONES

Debemos diferenciar los principios bíblicos, los cuales son verdades eternas de Dios, de las metodologías que el hombre usa para implementarlas. Para unificar y fortalecer nuestra hermandad, como individuos y colectivamente afirmamos esas verdades establecidas por nuestro Dios en la Biblia.

1) Jesús es el único camino de salvación. (Hechos 4:12) La Biblia enseña en Romanos 2 y 3 que todos los hombres y las mujeres del mundo están perdidos y solo Jesús puede reconciliarlos con Dios. Por lo tanto nuestro mensaje debe ser Jesucristo y mas estrictamente Jesucristo crucificado, pues este mensaje es el único que tiene poder para impactar a cada persona de cada nación, de cada cultura, de cualquier grupo étnico, de cualquier religión. (1 Corintios 2:1-5)

2) La Biblia es la Palabra inspirada por Dios. (2 Timoteo 3:16) La Biblia es la Palabra de Dios, es la manera como Él nos comunica su voluntad. Somos un movimiento basado en la Biblia (tanto el antiguo como el nuevo testamento).

3) Cada persona es salvada por la gracia a través de la fe en Jesucristo. (Efesios 2:8,9) Para aceptar esta gracia y convertirse en un verdadero cristiano, cada persona debe creer en Jesús como el resucitado Hijo de Dios, arrepentirse de sus pecados, hacer la decisión de ser un discípulo y entonces ser bautizado en agua para recibir el perdón de sus pecados y el don del Espíritu Santo. Nosotros escogemos referirnos a los cristianos como discípulos porque los términos “cristiano” y “creyente” han llegado a ser muy confusos.

4) Dios agrega a los discípulos bautizados a su Iglesia universal. (Hechos 2:41) La Iglesia universal está compuesta por todos aquellos discípulos en el mundo que Dios ve cuando desde el Cielo mira dentro del corazón de las personas, donde quiera que ellos se encuentren en las Iglesias Internacionales de Cristo, en la Iglesias Tradicionales de Cristo, en las Iglesias Cristianas, en pequeños grupos remanentes o individuos que son discípulos dentro de Iglesias denominacionales. Nosotros queremos usar los estándares de Dios para construir su Iglesia visible, en la cual cada congregación debe estar compuesta solo por discípulos bautizados.

5) El mandamiento más importante de Dios para cada discípulo es amarlo con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestra mente, con todas nuestras fuerzas y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. (Mateo 22:34-37) Es importante recordar que ser un discípulo implica un compromiso total con Dios. Pero fundamentalmente, ser un discípulo es ser hijos de Dios; es tener una profunda, emocional y personal relación con Dios.

6) Como Jesús llamó a los 11 apóstoles fieles a evangelizar todas las naciones, cada generación siguiente recibió la gran comisión de evangelizar el mundo en su generación. (Mateo 28:16-20) Por nuestro amor a Dios y a su Hijo, cada uno de nosotros debe aceptar la gran comisión de Jesús de ir y hacer discípulos. Por tanto, la misión colectiva de la Iglesia es buscar y salvar a los perdidos porque la Iglesia es el cuerpo de Cristo en la Tierra. (Lucas 19:10)

7) Cada discípulo debe ser discipulado por Dios, por las Escrituras y por el hombre. Dios es soberano y nos discípula a través de nuestras experiencias en las victorias y las derrotas (Hebreos 12:1-15). Las Escrituras nos discipulan y nos maduran conforme nosotros aprendemos a obedecerlas más y más. (Hebreos 5:11-14) Jesús ejemplifica el discipulado en sus relaciones con los apóstoles y entonces nos manda a practicar en el discipulado no solo para convertirnos en cristianos, si no también después del bautismo… “enséñenles a obedecer todo lo que yo les he mandado a ustedes.” (Mateo 28:20) A través de las aplicaciones de este principio: compañeros de discipulado, compañeros de oración, grupos de discipulado, así también la naturaleza cambiante de las relaciones de discipulado conforme el discípulo madura desde la relación padre/hijo a adulto/adulto todas deben ser definidas por los discípulos involucrados, siendo el discipulado un mandato absoluto de Dios y una característica distintiva del movimiento verdadero de Dios.

8) Creemos en el mandato de Dios a los discípulos de casarse solo con otros discípulos. (2 de Corintios 6:14-15) No aceptamos noviazgos de discípulos con no-discípulos. No promovemos el divorcio. (Malaquías 2:15-16)

9) Recordar a los pobres. A través del sacrificio personal y a través de fundación HOPE nosotros como Pablo debemos recordar a los pobres. (Gálatas 2:10